Rescatada una patera en Motril con 8 embarazadas y 3 bebés

Solapas principales

04/07/2011

La historia se repite, aunque esta vez la peligrosa travesía no costó afortunadamente ninguna vida. Apenas una semana después de que desaparecieran cinco inmigrantes de una patera y que otra embarcación con 45 personas a bordo se perdiera en el mar sin dejar rastro, 60 inmigrantes volvieron a jugarse la vida por alcanzar el sueño europeo, de nuevo en las costas de Granada. En la embarcación rescatada la noche del sábado viajaban diez mujeres, algunas de ellas embarazadas. Todos ellos fueron llevados al puerto de Motril y se encuentran en buen estado de salud.

En la embarcación viajaban 59 inmigrantes subsaharianos y al menos uno magrebí, en concreto el patrón de la lancha, que fue detenido por la Guardia Civil y hoy pasará a disposición judicial. La lancha partió de Marruecos la madrugada del viernes al sábado y fue avistada por un pesquero que se encontraba faenando en el caladero de la isla de Alborán sobre las tres de la tarde, concretamente a 42 millas al sur de la costa granadina.

Dos horas después fue interceptada por la Guardia Civil. En la operación de rescate participaron, además de la embarcación Río Miño de la Guardia Civil, la Salvamar Hamal y el helicóptero Helimer 212 de Salvamento Marítimo.

 

TRASLADO A MOTRIL Tras constatar que los inmigrantes se encontraban en buen estado de salud y no tenían que ser evacuados en helicóptero, la embarcación Salvamar Hamal se hizo cargo de su traslado al puerto de Motril, donde los inmigrantes recibieron una primera atención por parte de los voluntarios de la Cruz Roja. Ocho mujeres embarazadas fueron trasladadas al hospital para ser sometidas a una revisión médica.

En lo que va de año, unos 700 inmigrantes han alcanzado ilegalmente las costas andaluzas, donde se constata la tendencia al alza de los últimos años de usar la costa de Granada como vía de entrada en detrimento del Estrecho, más vigilado. La crisis ha reducido el número de pateras que llegan pero el buen tiempo de la primavera y el verano hace que aumente la frecuencia. En mayo y junio, prácticamente han llegado una o dos cada fin de semana, todas con varias decenas de personas a bordo.

No obstante, lo que no es tan habitual es que sea posible identificar a un patrón al que detener por un presunto delito de tráfico de seres humanos, como ha ocurrido en este caso, ya que con frecuencia uno de los tripulantes asume la dirección del viaje o al ser interceptados se niegan a identificar a ningún responsable. Según datos de la memoria anual de la Fiscalía Superior de Andalucía, el año pasado fueron detenidos 22 patrones, ocho más que el año anterior. Y fueron interceptadas 174 pateras.

Fuente

Contenido relacionado